Cofradía de Nuestra Señora de la
Veracruz y Nuestro Padre Jesús Amarrado a la Columna.
 
RESIDENCIA CANÓNICA
Ermita de la Veracruz, (c/ Aguilar)
HABITO
Túnica morada con cíngulo amarillo y capillo egipcio.
ICONOGRAFÍA
En el primero Dolorosa sin palio. Tendida junto a Ella una cruz. En el segundo Cristo flagelado, amarrado a una pequeña columnata.
AUTOR DE LA IMAGEN:
La imagen de la Virgen es anónima (XVII), siendo restaurada en 1.984 por Dubé de Luque, haciéndole un nuevo candelero para poder ser presentada en pie. Presenta las manos entrecruzadas. El Señor fue realizado por Bellido Hermanos en 1.908 y restaurado por Miguel Arjona Navarro en 1.994.
PASO:
El paso de la Virgen es de formas sencillas, de etilo barroco con cartelas pintadas, yendo iluminado por faroles metálicos. Es portado a hombros. El del Señor es barroco, tallado con canastilla dorada, siendo su autor Palos Chaparro, iluminado por candelabros metálicos Digno de destacar es el templete de estilo rococó (XVIII) dadas sus formas y antigüedad, el cual ha sido restaurado en 1.999 por Cosano Cejas
RESEÑA HISTORICA:
Se tiene conocimiento de la existencia de esta Hermandad en la segunda mitad del XVI, siendo la antigua COFRADÍA del Stmo. Cristo de la Sangre, imagen a la que se daba culto y ubicada hoy en un altar lateral de la Ermita de la Veracruz. En sus orígenes estaba formada por cinco Hermandades, que poco a poco fueron segregándose. Tuvo su sede a finales del XVII en la desaparecida Iglesia de la Caridad. En 1.784 adquiere la cofradía una imagen atribuida a Pedro de Mena, cambiándose por la actual en 1.908 y destruyéndose aquella en los disturbios de 1.936
A DESTACAR
Sin duda el templete bajo el que es procesionado el Señor, joya indiscutible de la Semana Santa pontana y quizás el elemento más antiguo que se conserva de un paso en Puente Genil. La gran cantidad de Corporaciones que le rinden pleitesía
CURIOSIDADES
Hasta 1.983 la Dolorosa aparecía arrodillada junto a la Cruz. Antiguamente los Hermanos realizaban durante la Estación Penitencial flagelaciones públicas, golpeándose la espalda hasta brotar sangre. En 1.998 corre la misma suerte que la Cofradía del Señor Preso al sorprenderle una fuerte tromba de agua.