Cofradía de María Santísima de la Soledad.
 
Quiero dedicar, esta página a mi abuela Matilde, (q.e.p.d.), mujer que siempre tuvo en sus oraciones a esta preciosa Virgen. Su amor a esta Cofradía y al barrio de la Isla, fue su constante en la vida.
 
RESIDENCIA CANÓNICA
Ermita del Dulce Nombre de Jesús, (Parroquia Purificación).
HABITO
Túnica negra con botonadura cuello y bocamangas blanco, cubrerrostro negro y capa blanca. Cargos con capillo.
ICONOGRAFÍA
Dolorosa bajo palio.
AUTOR DE LA IMAGEN:
El pontanés José Antonio Ruiz Rey la talló el 1.760
PASO:
Palio apoyado sobre canastilla de plata, con cartelas de motivos pasionistas y vida de la Virgen. De estilo Barroco, realizado en alpaca plateada, poseyendo varales, jarras entrevarales, canastilla y candelería en plata. Presenta bambalinas, saya y manto negros bordados en oro. En 1.989 fueron pasados los antiguos bordados de la saya procesional de la Señora. En 1.995 experimentó una reforma para ser portada a hombros.
RESEÑA HISTORICA:
Se desconoce la fundación de esta Hermandad, aunque sus orígenes se remontan a mediados del siglo XVI, formando parte de la Cofradía del Dulce Nombre (Sepulcro y Soledad), que tenía por objeto celebrar la ceremonia del descendimiento y posterior procesión del Santo Entierro. En el siglo XVIII volvió a reorganizarse tras el espaldarazo que a esta procesión del Viernes Santo en la Noche da el Cardenal Salazar, y se mantiene hasta nuestros días, siendo en 1.957 cuando acoge estatutos de cofradía.
A DESTACAR
La devoción que procesan muchos hijos de Puente Genil a esta pequeñita Imagen Dolorosa, a la que llaman Madre de la Isla. La gran fila de nazarenos, y sus ricos bordados, especialmente del rico manto bordado por la madres Filipenses en 1.977.
CURIOSIDADES
Es la Cofradía que cuenta con un mayor número de grupos de Nazarenos, precisamente su Segundo Grupo celebra este año (2.001) su XXV aniversario. Durante esta procesión que se desarrolla en la calle Don Gonzalo, aparecen por un lado el Imperio Romano con sus plumeros negros en señal de duelo y desfilando al compás de una marcha titulada Gloria al Muerto. Por otro aparecen los picoruchos enlutaos de la Corporación de los Apóstoles, que acompañan al Demonio y la Muerte, que encadenados simbolizan el triunfo temporal de las bajezas humanas, del pecado y de las tinieblas, por ello tocan sus cajas destempladas como representación de las tinieblas. La imagen recibe el calificativo de "la madre de la Isla" por ser este el barrio donde siempre ha radicado. Antiguamente se recogía al amanecer y era habitual que los hortelanos le ofreciesen productos propios de la huerta. Hasta 1.950 era la Cofradía que cerraba los desfiles procesionales. En 1.963 sufre la imagen desperfectos como consecuencia de las inundaciones provocadas por la crecida del río Genil.
PAGINA OFICIAL