RECUERDOS...
PICORUCHOS DE LOS APOSTOLES
 
¿Que anunciaís sombras espectrales,
cortejo fantasmal de almas en pena
que sume al pueblo en mil pavores
con el siniestro chirriar de las cadenas
y el desafinado son de los tambores?
¿Adonde encaminaís vuestros pasos,
desfile irreal de encapuchados,
que sobrecoje el alma más piadosa,
con luces de bangalas alumbrados
en medio de la noche tenebrosa?
¡Que macabras figuras os acompañan
en vuestro deambular estruendoso
que gritando con furia y desatino
no cesan de agitarse sin reposo
tratando de escapar a su destino ?
Mas esta clara la razón
que nos alejó del maleficio
el duelo de la Pasión
y el supremo sacrificio ,
de la Muerte y del Pecado
y para que sea recordado
desde hoy al infinito
llevaís en fúnebre rito
al enemigo del hombre
¡Que hasta la posteridad
olvide siempre su nombre!
Y en un gesto de humildad
admitamos los cristianos
que Jesús tendió sus manos
para alcanzar el perdón,
en su divina Redención,
¡ A todo el género humano !
Miguel Jiménez López