RECUERDOS...
EL AUSENTE
 
Donde quiera que esté, vengo
llegando Semana Santa
porque me gusta mi pueblo
porque lo siento en el alma
Visitar a mis amigos
y recordar con cariño,
mis vivencias mananteras
que yo siento desde niño
Entrar en el Dulce Nombre
Virgen de la Soledad
tápame bajo tu manto
de compresión y bondad.
Arrodillado ante Ti.
yo te pido Madre Mía
que no te olvides de mi,
tu eres mi luz y mi guía.
Visitar luego la Ermita
de nuestro Padre Jesús
y ante su Imagen Bendita
por los brazos en cruz.
Y dar las gracias y pedir,
que Dios me da a manos llenas,
la fuerza para vivir
y pa consolar mis penas.
Ver después las procesiones
lunes, la Sagrada Cena
el miércoles, la Amargura
con su carita de pena.
Después de entrar la Esperanza
Jueves Santo Madrugada
voy subiendo paso a paso
camino de la explanada.
En la Plaza del Calvario
clareando la mañana
hay silencio extraordinario
cuando suena la Diana.
Y cuando se va alejando
de su pórtico, Jesús
nuestros pecados llevando
con el peso de la Cruz.
Sobrecogido de miedo,
mientras la saeta canta
quiero gritar y no puedo
con un nudo en la garganta.
Al mirar al Nazareno
yo siento un escalofrío
y al ver su rostro sereno,
que pena me da, Dios mío.
Aunque estoy viviendo fuera
y no estoy presente aqui,
quisiera estar a tu vera
cuando me vaya a morir.
Que sepamos estos días
convivir en hermandad
y seamos los pontanos
ejemplo de Humanidad.
Hoy que es Domingo de Ramos
os pido de corazon
que os deís un abrazo, hermanos
llenos de paz y amor.
 
Francisco Carmona Carmona