RECUERDOS...
LAS COSAS DE NUESTRO PUEBLO
 
Las cosas de nuestro Pueblo
difíciles de expliar
a todo el que no comprenda
nuestra forma de pensar
Nadie podría entender
que nos llamemos hermanos
Apóstoles y Profetas
las Virtudes, los Romanos
Los hijos de la Amargura
Virgen de la Soledad,
los ataos y las potencias
o el Señor de la Humildad
De cuarteles y tabernas
salimos hacia el Calvario
los sábados de Cuaresma
por el mismo itinerario
La Meta es bien conocida

¡ El Portico de Jesús !

que nos da la Bienvenida
Allí ya no existen clases
políticas ni dineros
sólo unas copas de vino
y abrazo de mananteros.
En los Cultos no extrañara
que te encontraras alli
a un hombre que no cree en nada

pero que en su Virgen si.

Yo he visto tras una esquina
a un hombre rudo del pueblo
con lágrimas en los ojos
y la rodilla en el suelo.
Con hablar entrecortado
al paso del Nazareno
pidiéndole por su hijo
que se lo pusiera bueno.
Los médicos no lo salvan
tan sólo configo en el cielo
y aunque no voy a la iglesia
porque de rezos no entiendo
Te lo pido con el alma
a ti, Jesús de mi pueblo
Patrón de todos los pontanos
¡ Padre mío, Nazareno !
Hoy que es Domingo de Ramos
yo os pediría como en misa
que os dieraís la paz, hermanos.
pero no con la sonrisa
ni alargándose la mano,
si no con un fuerte agrazo,
lleno de cariño humano,
y diciendo lo que sentís,
¡ este es el pueblo pontano !