Juntas Anuales

Como cualquier corporación, los Apóstoles tienen durante el año las Juntas Ordinarias, pero quizás seamos los que mantengamos más número de ellas. Con el objeto de darlas a conocer, expongo a continuación las Juntas correspondientes, con su nombre y el significado que tiene para nosotros. Hemos de reconocer, que antiguamente las juntas siempre correspondía con un día fijo, es decir no importaba si fuese viernes, lunes o sábado, pero el paso del tiempo y queriendo alargar la noche un poco más, se han ido pasando generalmente al sábado o vísperas de festivos. En todas las juntas y a la voz del presidente: «Estamos en Junta», todos los hermanos retiran las manos de la mesa, y no podrán ponerlas hasta que finalice la misma. 

Por tradición, conocemos que el hecho de retirar las manos de la mesa cuando el Presidente dice «Hermanos, estamos en Junta» parece venir de los primeros tiempos de la Corporación, allá por el siglo XV, cuando el primer «Cuartel», estuvo en la Sacristía de la Ermita de Jesús, pues la Cofradía de Jesús y Los Apóstoles estaban unidos. Se dice que estando sobre la mesa diversos libros sagrados, se pedía a los asistentes que retiraran las manos de la misma, como reverencia hacia los textos de inspiración divina. El Contenido de cada una de las Juntas, no es otro que dar cuenta de la marcha de la Corporación, atender y responder al correo recibido, conocer los puntos de vista de los hermanos en los temas tratados, al tiempo que, los que lo desean, hagan entregas por cuenta de su cuota anual, con lo que al final de la Cuaresma se ha conseguido adelgazar la cifra final, que por otra parte, en esta Corporación nunca ha sido demasiado alta y en todo caso, por tradición, se tiene en cuenta la economía de los menos pudientes.

Anterior
Siguiente

Ordinariamente, se celebraba el día 3 de Mayo, pasándose en los últimos años al día 2, vísperas del día de la Cruz, pues desde que comenzamos los desfiles procesionales de los apóstoles pequeños, no disponemos prácticamente de tiempo alguno. En esta Junta, en la que cumpliéndose el Artículo 5º de nuestro Reglamento, toma posesión la nueva Junta Directiva, no sin antes efectuar la presentación de cuentas por parte del Tesorero. Es iniciada por el presidente saliente y terminada por el presidente entrante. que fundidos en un fuerte abrazo, se ceden mutuamente el cargo y el sillón. Normalmente es en esta junta, cuando se suelen presentar a votación los hermanos que desean pertenecer a nuestra corporación.

Durante esta Junta, se ultiman los preparativos para el día 3 de Mayo, en el cual vestirmos a nuestros hijos y familiares de los ropajes infantiles de los Apóstoles, Demonio y Muerte, Picoruchos, y Santos Varones. Dos días antes, procesionan también las figuras de Adán y Eva.

Como ya se sabe, la fecha de esta Junta es variable, aunque siempre es definida por los Apóstoles como el más grande del año, pues desfila el Santísimo por nuestras calles. Se empieza a dar dinero a cuenta de las cuotas. Es esta una junta, en que con lo ajetreado del calendario en los dos últimos meses, es más tranquila en cuanto a asistencia, no dejando de ser por ello, un momento de gran hermandad, cantes y preparación para el día grande de la Corporación – la junta de San Pedro-. Normalmente, en el transcurso de ella se detallan invitaciones y número de asistentes para ir perfilando todo el tema de la próxima junta a la perfección.

Viene a celebrarse, normalmente el 29 de junio, o el sábado más próximo, con el fin de alargar esta bella noche. Por regla general, en esta reunión cada apóstol acude con su esposa, para compartir una velada, que según se recogen en las actas vienen acompañada de grandes momentos de emoción, sentimientos y vivencias irrepetibles. Se ha celebrado durante muchos años, en la terraza de nuestro siempre querido José Rivas y María Bachot, aunque de un tiempo acá, se viene celebrando en el lagar que nuestro hermano Paco Carmona y Charo Repiso, tienen por los Arenales, donde con la amabilidad que se caracteriza a este matrimonio apostólico, nos ceden un salón, que nosotros consideramos nuestro. Cuando por diferentes motivos no podemos usar estos lugares, como ha ocurrido en estos dos últimos años, debido a enfermedades de los anfitriones, nuestro hermano Antonio Martín, nos ha cedido su zona residencial de los Huertos Familiares, donde hemos celebrado una extraordinaria velada. Durante la junta de San Pedro, se le rinde homenaje al hermano que durante veinticinco años ha pertenecido a la Corporación, aprovechando la asistencia de su Señora, para agraciarla con frases llenas de elegios. Pues como dice el refrán «Detrás de un gran hombre, siempre hay una gran mujer». Generalizada ya la costumbre de que los últimos terminan en la famosa Verbena de San Pedro en las Cantarerías tomando una copita de machaco, chocolate y churros. aprovechando la asistencia de su Señora, para agraciarla con frases llenas de elegios. Pues como dice el refrán «Detrás de un gran hombre, siempre hay una gran mujer». Generalizada ya la costumbre de que los últimos terminan en la famosa Verbena de San Pedro en las Cantarerías tomando una copita de machaco, chocolate y churros. aprovechando la asistencia de su Señora, para agraciarla con frases llenas de elegios. Pues como dice el refrán «Detrás de un gran hombre, siempre hay una gran mujer». Generalizada ya la costumbre de que los últimos terminan en la famosa Verbena de San Pedro en las Cantarerías tomando una copita de machaco, chocolate y churros.

Debido a la entrada en vigor del carnet por puntos, y de los numerosos controles policiales, hemos optado por celebrarlo durante los últimos años, en diferentes sitios de la localidad (Imperio Romano, Los Pilares, Hotel Xenil, etc.)

Es en esta Junta, cuando tradicionalmente se rinde homenaje a los hermanos que llevan 25 años y la medalla de Oro para los que llevan cincuenta años en la Corporación.

Esta Junta, se celebraba en la misma festividad de Santiago, pero debido a que este día dejó de ser fiesta nacional, normalmente se celebra el sábado más próximo; y como ya es época estival, es quizás la de menos asistencia, detallándose en estas Juntas, las postales recibidas, por aquellos hermanos que se han desplazado de vacaciones a otras provincias. Antiguamente era la primera que se celebra en la puerta del cuartel, donde la vecindad, agradece y festeja el que estemos en la puerta, pues recuerdan aquellos tiempos, en que los apóstoles se sentaban durante el verano al fresco, prácticamente todos los días.

En los últimos años, esta Junta se viene celebrando en el Chalet, del hermano Antonio Martín Flores, donde nos recibe con una decoración de mesa y alumbrado excepcional. Durando hasta la madrugada.

Celebrada antiguamente el segundo día de Feria, y en su recinto ferial, en la actualidad se celebra el día anterior, 14 de Agosto. Tiene lugar en la puerta del cuartel, y su asistencia es más numerosa que la anterior, pero sin llegar a su plenitud, debido a que muchos hermanos se encuentran fuera del pueblo. Se recibe la asistencia de los hermanos ausentes que se desplaza para vivir la Feria de su Pueblo. Durante la celebración de esta Junta, se viven momentos de cante, baile y sevillanas, que incluso en algunas actas, se recoge como algunos hermanos «dieron un recital de cante y baile». Se suele finalizar, con la asistencia de los hermanos al festival de cante Flamenco que se celebra en la Caseta Municipal, terminando con el tradicional desayuno de churros con chocolate.

Durante esta Junta, solemos pasar un rato extraordinario con cantes de flamenco, sevillanas e incluso alguna que otra saeta, siguiendo el dicho de «La mejor saeta por feria»

Esta Junta del día de San Miguel, celebrada tradicionalmente el día 29 de Septiembre, está basada según antigua costumbre en la celebración de «la vara» y donde por parte de los agricultores se hacía «la miguelá». Es esta la que congrega a todos los hermanos, y en la que en la práctica comienza el ejercicio activo de la Corporación…. atrás queda los calurosos meses del verano. Todos los hermanos están ansiosos de vivir experiencias nuevas, se cantan cuarteleras, combinadas con fandangos, seguiriyas… etc. La asistencia de la guitarra es casi obligada en esta Junta, los hermanos Migueles del cuartel (Miguel Fernández, Miguel Martín Flores, Miguel A. Martín Palos), nos regalan bebidas destiladas y tarta, terminando con una Junta digna de vivir y mencionar.

Esta Junta, que es celebrada a primeros de Noviembre, y donde se aprovecha para el reparto de la lotería de Navidad y en la que se menciona el refrán del mes de Noviembre «Dichoso mes, que empieza por los Santos y acaba por San Andrés»

Es una Junta, en la que ya suelen acudir casi todos los hermanos y donde se reflejan las ganas de volver a participar por completo en las actividades de la Corporación.

En nuestra localidad, suele ser un día en que prácticamente todas las Corporaciones celebran juntas en sus cuarteles.

Esta Junta, se celebra al final del mes de Noviembre, y es una junta en la que nos juntamos la mayoría de hermanos, y donde destacan el número y tipos de cantes, que en esta Junta se canta. Como dato anecdótico hemos de resaltar que dos hermanos pertenecientes a la Corporación, sus hijos nacieron en vísperas de la Junta de San Andres. Y llevan el nombre del apóstol.

Uno fue José Andrés Rivas Bachot, hijo del querido y siempre recordado José Rivas Quintero «El chiquito Rivas»; y otro Alvaro de San Andrés, hijo de nuestro hermano Jose Carlos Martin, sobrino de Mario Martin y nieto de Antonio Martín. 

Esta Junta, se celebraba normalmente en festivo, cambiándose de fecha, según el calendario anual, pero siempre próximo a la Natividad del Señor. Es diferente a las demás, pues los villancicos, son los protagonistas; se instala un belén en un rincón del cuartel, y se adorna con detalles navideños. Últimamente, se viene celebrando al mediodía, por lo que ésta se alarga prácticamente hasta la noche, por lo que es frecuente visitar algunos belenes tradicionales. La pandereta, la botella de anís, y la celebración del nacimiento del Salvador, son las auténticas estrellas de este día. Esta es una Junta que todos esperamos con ansiedad, porque entre otras cosas, se acaba el año, aunque también esperamos que algún premio de la lotería de Navidad, venga a parar algún año a nuestra Corporación.

La Candelaria es una fiesta popular celebrada por los católicos, que celebra la Presentación de Jesús en el Templo, la Purificación de la Virgen después del parto Es la junta que precede nuestra cuaresma, pues se viene celebrando el día dos de Febrero, o fin de semana más próximo. Tras la finalización por parte del hermano presidente de la Junta propiamente dicha, se entrega a todos los hermanos la tradicional rosquillas que desde 1.991, regalan los hermanos Joaquín López y Juan M. Granados, a la corporación , aunque en estos últimos años, los hermanos Rosales (Miguel y Antonio), han aportado su granito de «harina»; fotografiándose todos para recuerdo y constancia en los archivos de la Corporación. Se entonan por última vez cantes flamencos, pues la próxima junta, será la de Cuaresma.

Destacamos de esta Junta, el número de invitados que asisten a nuestro cuartel.

Se celebra durante los seis sábados de subida al Calvario, y congrega a todos los hermanos a fin de ir apurando las cuotas, tratar asuntos de importancia. En estas, queda prohibido todo tipo de cante, que no esté acorde con los días de Cuaresma y durante estos días se toca habitualmente el tambor varias veces. Es de importancia y relevancia que una vez bajamos de hacer la penitencia ante la ermita de Nuestro Padre Jesús Nazareno, se lee el Evangelio, y el presidente da el honor a un hermano para subir la pata de nuestra Vieja Cuaresmera