Miguel Martín Flores - Nuestro Decano

La imagen que refleja “el Decano” en Los Apóstoles es el máximo respeto, casi roza la veneración por lo que significa esta persona como el más antiguo de la Corporación, que no el más viejo. A veces, como ocurre en la actualidad, conviven dos o tres generaciones y cuando en las tertulias “El decano” cuenta hechos pasados, anécdotas y comportamientos, los demás escuchan con la máxima atención “cuasi con la boca abierta”. Este hecho se repite décadas tras décadas y este es el misterio de perpetua actualidad de las costumbres, la seriedad y la fusión de la persona en la figura bíblica que representa, siempre en el seguimiento del “Maestro” el día de Viernes Santo.

El Reglamento de Los Apóstoles no especifica derechos ni obligaciones a los decanos, pero la misma estructura organizativa es por orden de antigüedad, así como «el sacar bola» para sorteo de figura o cualquier otro asunto de participación individual tiene en cuenta el número «uno ”, Como es en el orden de desfile en procesión San Pedro, de igual manera“ El Decano ”es el número“ Uno ”de todos Los Apóstoles y al que estamos obligados en respeto y distinción.“ El Decano ”“ impone Los Cordones ” al nuevo presidente cuando se vota en la Junta Ordinaria del Sábado Santo noche y le abraza en nombre de toda la Corporación, deseándole feliz gobierno en el año semanantero que comienza el día de La Cruz, 3 de Mayonesa

Durante 30 años, José Gómez Reina fue nuestro “Decano” hombre sosegado, observador, prudente, de bondad a raudales, del que hemos aprendido varias generaciones…, coge y empuña el timón apostólico como “DECANO” nuestro hermano Miguel Martín Flores –MIGUELÓN- quién allá por los años sesenta era participe principal en los menesteres de apaños, arreglos y mantenimientos de nuestro “cuartel” y sobretodo en la habilitación de “Las Mazmorras” transformándolas en “Mesón” Apostólico… también fue discípulo aventajado del “Decano” en ese tiempo –Miguel Leiva Becerra- en la colocación certera de “Los Mantos” a los Apóstoles el Viernes Santo con toda esa “guisa” de alfileres de los que pendían… y pronto desarrolló cargo de directiva en la figura de “Secretario” donde desarrolló una labor de redacción y descripción muy notables,así cómo en las grandes exaltaciones del “Evangelio” en esas “bajadas” de cuaresmas inolvidables.

El Decano “Miguelón” no nos tiene que enseñar nada, todos hemos o hemos deseado copiar de Él como Apóstol, desde hace años, incluso los mas nuevos queremos ser como Miguelón ”… simplemente mostrarnos como él… dicharachero, sonriente, amabilísimo, amigo, campechano… cariño y amor a raudales, por los cuatro costados… del sentir “Apostólico” y “semanantero”.

El Decano “Miguelón” toma un relevo que seguro va a mantener tan fuerte y digno, tal y como ha sido siempre… antorcha y guía de las Corporaciones de Semana Santa de Puente Genil.

El Decano “Miguelón” es el espejo vivo de cada uno de Los Apóstoles en el seguimiento a “Jesús Nazareno”, a su doctrina ya sus evangelios.

RGCH.