Miércoles Santo en nuestra Corporación.

MIERCOLES SANTO… día de las procesiones de “Los Cuellos Sucios” como antaño denominábamos este día y que para mí, en mis inicios de los años sesenta era tan especial… hasta 1986 no asenté a mi familia en Puente Genil y eso significaba que había que planificar con antelación la vuelta al pueblo, hasta entonces la Semana Santa empezaba en si el Miércoles Santo, Jueves y Viernes Santo.

Para Los Apóstoles el Miércoles era día grande de encuentro y de regocijo “cuartelero”… Merino había ya buscado y suministrado “Las Ramas de Higuera”, Miguelón había puesto en revista impecable “Las Mazmorras” y Paco Leiva y Yo habíamos llenado de bebidas de “Tubos Largos” el Ambigú de las mismas… Pepe Rivas “El Chiquito” –nuestro Presidente perpetuo- recibía y daba la “Bienvenida”, con grandes halagos de cariño fraterno a cada uno de los que llegaban… casi nos aclamaba por el nuevo encuentro “Manantero”. Para mi “El Chiquito” fue mi segundo Padre, el Martes Santo del año 1970 me llamó Pepe como me llamaba todos los años para preguntar cuando llegaba para Semana Santa…, en este año yo había dado pistas de que no podría ir por asuntos financieros, me habían embargado por tercera vez, en aquellos tiempos te embargaban, a los pobres, por deudas superiores a 50 pesetas, esta vez era por 1000.-(las cuales pagué después a los 12 años en 1982, pero esa es otra historia)… y Pepe me dijo “te espero el Miércoles y por lo demás no tienes que preocuparte… tu cuota ya está pagada… LO QUE YO TE DIGA”; pero he ahí que se produjo el milagro , ese martes compré un décimo de la Once, creo que el 213 y mira por donde toco el premio, así es que el Miércoles por la mañana Carmen y las niñas y el Moi subimos al Simca mil y nos encaminamos a La Puente pasando una de mis mejores Semanas Santas sin las penurias de dineros de esos tiempos… donde teníamos que trabajar muchas horas al día y ganar poco.

… el Miércoles al mediodía el Salón era un besar y abrazar a los hermanos que aparecían, y ya en esa guisa brindis y más brindis y vivas y más vivas a “Los Apóstoles “ y muchos, muchos más a “Adán y Eva”… tras cada uno de los desfiles de ida y vuelta en el pasillo “entremesas” del Salón de cada pareja que se ofrecía, así hasta cerca de las cinco de la tarde hasta que por méritos merecidos o en casos de duda por designación siempre del Presidente eran elegidos los hermanos a vestir Adán y Eva ese año.

… Parejas memorables de esos años fueron “El Chiquito y el Tito Manolo”; “Rafalón y Manolo Reina” «Joaquín y Migueli»… y en la actualidad “Grego y Pepe Cerezo”… yo solamente me he vestido una vez, en el año 1989 con Rafael Moyano D. y a petición propia por el nacimiento de mi melliza bautizada con el nombre de Eva en honor a las figuras bíblicas de los Apóstoles.

… recuerdos inmejorables de las paradas de esos Miércoles en las casas de Enrique Aguilar, de Paco Arroyo y últimamente en la casa de los padres de David Cuenca.

… aquellos “Vivas” de bullicios y “apretujones” en el tumultuoso zarandeo de “uvitas” y de numerosas botellas escanciadas en nuestras gargantas ardorosas y armoniosas de cánticos al “Humilde y a La Virgen de la Amargura” en su honor y en testimonio del general amor y cariño de su pueblo, se vive este “Encierro” con tantas emociones que ni siquiera quedan “Resacas” sino todo lo contrario satisfacción y el deseo de volver a vivirlo el próximo año.

… particularmente yo recuerdo además de lo expuesto anteriormente mis siete años de Miércoles Santos de Santo Varón junto a mi siempre querido hermano y amigo Paco Leiva… nos vestíamos Yo de “José de Arimatea” y Paco de “Nicodemo” después de comer, vestidos de Santos Varones, nos íbamos en su coche a “Las Camachas” a tomar café y ya de vuelta llegábamos a casa de sus Padres a saludar a su madre que nos regalaba con una copita de cointreau y, lo mejor, nos cantaba una Saeta, su madre era “La Mejor” aparte de que Paco y su hermano Juan, también Apóstol, se cantaban muy bien.


Ragarcha

2enero2021